viernes, 26 de noviembre de 2010

Cuentos Ilustrados: Ernesto no puede

Había un pequeño saltamontes llamado Ernesto que caminaba por el jardín... Sí, sí, caminaba; todavía no saltaba porque no lo había intentado nunca.
Ernesto no intentaba hacer nunca nada. Cuando alguien le decía que hiciera esto o aquello, siempre respondía lo mismo:
Cuando su mamá saltamontes le pedía ayuda para buscar algo, Ernesto le decía:
—¡Es que no sé!... ¡Es que no puedo! 
 
Ernesto sólo se alimentaba de alguna hierba amarga que había en el suelo. Cuando papá saltamontes le decía que le acompañara para comer unas suculentas hojas tiernas, Ernesto volvía a decir lo mismo:
— ¡Es que no sé!... ¡Es que no puedo!
Cuando sus amigos jugaban en el jardín y le preguntaban:
— Ernesto, ¿juegas con nosotros?Ernesto contestaba como siempre y como tantas y tantas veces:
—¡Es que no sé!... ¡Es que no puedo!
Y así siempre... Un día llovió y el jardín quedó mojado. Las mariquitas, las hormigas, los gusanos, las mariposas y los demás animalitos también se mojaron. Para secarse, todos se subieron a las hojas más altas de las plantas, más cerca del sol. Bueno, todos no.  
Ernesto se había quedado abajo, empapado por el agua de la lluvia. Sus amigos le animaban para que subiera.
—¡Ernesto, sube a esta hoja para secarte! 
Pero Ernesto respondía como siempre:
—¡Es que no sé!... ¡Es que no puedo!
—¡Pero sube, no te das cuenta que te vas a          constipar!
Ernesto repetía pesaroso:
—¡Es que no sé!... ¡Es que no puedo!
Sus amigos no dejaban de animarle y tampoco llegó donde quería.Ernesto hizo caso al duende y estuvo saltando y saltando...una y otra vez..., hasta que por fin en uno de esos intentos... 
Ernesto había llegado a las hojas más altas. Todos los demás animalitos le aplaudieron, unos con sus patitas y otros con sus antenas.
Cuando Ernesto iba a ponerse al sol para secarse, se dio cuenta de que con tantos saltos se había secado. Bajó dando otro salto y siguió saltando y saltando,... Y dicen que sigue y sigue saltando sin parar, de planta en planta, de hoja en hoja, de flor en flor y de jardín en jardín.


Este cuento ha sido realizado por los niños y niñas de 2º de Primaria del Colegio Miguel de Cervantes de Lucena del Puerto.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. A mis alumnas les encantó.. felicitaciones por el cuento.

    ResponderEliminar